Posts Tagged 'superarse ya'

Como Lidiar Con La Ansiedad

Lidiar con la ansiedad al aproximarse a una mujer… La ansiedad es un mecanismo de defensa. Existe para protegerte de un comportamiento anormal. Imagina a un trabajador de la construcción, de esos que construyen las estructuras de los edificios. Estos chicos caminan sobre vigas de dos pies de ancho a grandes alturas.

Hace poco estuve con un amigo el cual sufre de una gran ansiedad cuando de acercarse a una mujer se trata. Supongo que el resto ya lo has oído, y para que conste, a todos nos da ansiedad el acercamiento, hasta los mas experimentados. No hay ninguna técnica que elimine esto. Pero cuanto más aprendes sobre la ansiedad, más fácil será. Pero todavía está allí.

He aquí algunas definiciones y situaciones que tratan la Ansiedad que nos produce acercarnos a una mujer.

Ansiedad

La ansiedad es un mecanismo de defensa. Existe para protegerte de un comportamiento anormal. Imagínate a un trabajador de la construcción, aquellos que construyen las estructuras de los edificios. Estos chicos están sobre vigas de acero de dos pies de ancho a cientos de metros del suelo. Aunque están asegurados con arneses, su cuerpo no entiende eso. Las primeras semanas son un infierno.

Después de esas semanas, ya no es gran cosa. Las alturas no les molestan. Su cuerpo ha aceptado la altura como una característica del medio ambiente. Es normal para esa persona. Yo tengo un amigo que trabajo en la construcción, y trabajaba en las estructuras de estos edificios a grandes alturas, para el no era un problema trabajar a estas alturas.

Pero ahora las alturas para el son un gran problema y siente mucha ansiedad sobre este tema. Porque su entorno ha cambiado. El ya no trabaja en construcción. Para el las alturas ahora no son su ambiente. Para él, las alturas son anormales ahora, cuando eran normales hace una década.

La ansiedad al acercamiento es una colección de ansiedades. El temor de hablar con extraños. El temor a interrumpir a la gente. El temor de quedarse sin cosas que decir. El miedo a parecer tonto (presión social). Y el miedo al éxito (uno de mis favoritos).

Hablar con extraños

Hablar con extraños es la más común. En nuestros días de caza y recolecta este tipo de comportamiento podían hacer que te mataran. Pero ya no vivimos en una sociedad tribal, pero nuestros cuerpos no entienden eso. Nuestra programación biológica sigue siendo la de viejas épocas.

Si no hablas con gente todos los días, ¿cómo espera ir y sargear en un bar? Tu cuerpo va a pelear contra ti. Se protegerá a si mismo. A menos que lo aprendas a aclimatar.

Para romper hábitos se necesitan como mínimo 21 días para modificar o romper un hábito. esto es cierto, se necesitan tres semanas para superar la ansiedad a la aproximación. Al hablar con extraños EN TODAS PARTES.

Eso significa en el autobús, en la estación de gas, en la fila del supermercado, en los aviones, en el trabajo, en restaurantes, etc habla con una nueva persona cada día. Para este tipo de situaciones intenta utilizar la Técnica sobre Aperturas.

Entiende que si dejas de ser un ser social por un largo periodo de tiempo, la Ansiedad a la aproximación volverá.

Si las aproximaciones a la hora del almuerzo en la calle son una opción, da un paseo en tu hora de almuerzo. Esto hará que los sargeos en el bar sean más fáciles. Poco a poco se va a eliminar la ansiedad de hablar con extraños.

El temor a interrumpir a la gente

Esto es una característica de las personas, estamos criados desde el nacimiento para ser corteses. Para ser considerados con los sentimientos del otro. Somos una sociedad sensible. También somos una sociedad débil. El hombre alfa tiende a tomar en consideración a los demás. Pero él no duda en dar a la gente el don de su realidad.

¿Por qué te preocupas por interrumpir a la gente? Cambie de sitio con tu objetivo. Si estuvieras hablando con amigos y llegara una supermodelo en ligueros y ropa interior interrumpido, ¿te enfadarías? Joder, no. No me importaría así estuviera a punto de resolver los problemas del mundo.

Las mujeres son siempre receptivas a su príncipe azul. Acércate, actúa relajado, y no te preocupes por la conversación, bromea con ellas. Después de llegar a donde querías pide disculpas por interrumpir y  aléjate. Ellas te arrastran de nuevo hacia ellas.

Esas personas llevan una vida aburrida. Se despiertan en su cama aburrida, conducen un aburrido coche a su aburrido trabajo, se encuentran con sus aburridos amigos y hablan de cómo se aburren.

No estás interrumpiendo algo importante. No en un bar, no en un autobús y no en un casino. Es tu realidad. Los demás andan solos en la vida, no tu.

Autor: Camilo Rodriguez

Fuente: Artículoz

El perdón: La llave de la felicidad

En el libro “Un Curso de Milagros”, en la lección 121 dice que el perdón es la respuesta a nuestra búsqueda de paz, es el camino que conduce a la felicidad. También dice textualmente que ocurre cuando no perdonamos: “La mente que no perdona vive atemorizada, y no le da margen al amor para ser lo que es ni para que pueda desplegar sus alas en paz y remontarse por encima de la confusión del mundo. La mente que no perdona está triste, sin esperanzas de poder hallar alivio o liberarse del dolor. Sufre y mora en la aflicción, merodeando en las tinieblas sin poder ver nada”. “La mente que no perdona vive atormentada por la duda, confundida con respecto a sí misma, así como con respecto a todo lo que ve; atemorizada y airada. La mente que no perdona es débil y presumida, tan temerosa de seguir adelante como de quedarse donde está, de despertar como de irse a dormir. Tiene miedo también de cada sonido que oye, pero todavía más del silencio; la oscuridad la aterra, mas la proximidad de la luz la aterra todavía más. La mente que no perdona no ve errores, sino pecados. ¿Qué puede percibir la mente que no perdona sino su propia condenación? ¿Qué puede contemplar sino la prueba de que todos sus pecados son reales?” “La mente que no perdona vive atormentada por la duda, confundida con respecto a sí misma, así como con respecto a todo lo que ve; atemorizada y airada. La mente que no perdona es débil y presumida, tan temerosa de seguir adelante como de quedarse donde está, de despertar como de irse a dormir. Tiene miedo también de cada sonido que oye, pero todavía más del silencio; la oscuridad la aterra, mas la proximidad de la luz la aterra todavía más. La mente que no perdona no ve errores, sino pecados. ¿Qué puede percibir la mente que no perdona sino su propia condenación? ¿Qué puede contemplar sino la prueba de que todos sus pecados son reales?” Muchas veces nos negamos a perdonar a quien nos cometió un agravio por estar aferrados a tener la razón. Pensamos: “Como lo voy a perdonar si fue él quien me hizo daño, él es quien tiene que venir a disculparse, mientras eso no ocurra no lo perdonaré jamás”. El mismo Curso de Milagros dice: “Qué prefieres ¿tener la razón o ser feliz?” El hecho de aferrarse a tener la razón puede causarnos mucho daño. Nos quita la gran oportunidad que tenemos para ser felices. La felicidad sólo depende de nosotros, es una actitud ante la vida. Podemos elegir dejar de tener la razón y ser feliz aquí y ahora, o seguir tercamente enganchados en el orgullo, y pasar por la vida de una forma miserable e infeliz. Hay los que no perdonan porque dicen que este acto solamente le corresponde a Dios; “quien soy yo para perdonar”. Con toda certeza les puedo asegurar que Dios no perdona a nadie por la sencilla razón que Él no ve pecadores, no ve prostitutas, ladrones, asesinos, sólo puede ver lo que Él creó. Dios no juzga ni condena a nadie. Muchas escrituras están de acuerdo en que Dios es amor, por lo tanto si nosotros somos hechos a imagen y semejanza de Dios no podemos ser menos que amor. Entonces, ¿qué es lo que ve Dios en sus hijos? Amor, la única verdad de lo que realmente somos, lo demás es creación del ego. Nosotros si vemos prostitutas, ladrones, asesinos, juzgamos, criticamos y condenamos a nuestros hermanos y a nosotros mismos. El perdón es un regalo que nos ha dado el Universo, una herramienta purificadora, y citando nuevamente el Curso de Milagros: “El perdón es la respuesta a nuestra búsqueda de paz, es el camino que conduce a la felicidad”.

Autor: Mario Moriani

Fuente: Artículo

Cómo afrontar las preocupaciones

La preocupación es un estado de angustiosa intranquilidad generada por las ansiedades del pasado; lo sufrimientos del presente y las pesimistas presiones sobre el mañana.

La preocupación es un detonante para serios problemas con los que se enfrenta la sociedad moderna: el estrés laboral; la inestabilidad emocional; el aumento en el consumo de tranquilizantes; el desmejoramiento del clima laboral en las empresas y la alteración de la relaciones entre los miembros de la familia.

De acuerdo con el diccionario la preocupación es el cuidado, previsión de alguna contingencia azarosa o adversa. Preocupar se define como: “poner el ánimo en cuidado, embargarlo, mantenerlo fijo en un pensamiento, asunto o contingencia”

Cuando alguien está preocupado lo que realmente hace es ocupar sus pensamientos en múltiples asuntos: algunos de ellos valen la pena y son útiles, pero otros son verdaderamente dañinos y destructivos.

Una persona sumida en la preocupación se conoce por su impaciencia, ansiedad, angustia y desesperación. Su vida estará llena de cargas y su corazón parecerá una bomba a punto de estallar y romperse en mil pedazos.

La preocupación se alimenta principalmente de los presagios. De los malos presagios, lógicamente. El deportista quiere ganar la competencia en que participa, pero sabe que un resultado adverso también es posible y por eso comienza a pensar en ese escenario permanente y, en algunos casos irracional.

El ejecutivo de una empresa los conocimientos y la experiencia necesaria para conducir su organización hacia el logro de los objetivos propuestos, pero sabe que el fracaso lo estará al acecho y por lo tanto considerara esta probabilidad como uno de los contextos no deseables a los que deberá enfrentarse. Pensar en el fracaso no es recomendable pero puede considerarse normal. Pero pensar en el fracaso como el único desenlace es exagerado y una fuente de peligro preocupación.

La preocupación no es un estado de la sociedad, es una condición de la fragilidad humana, enfrentada a un mañana desconocida retadora, desafiante. Y plagado de riesgos. Algunos estudiosos la han considerado como un pecado porque muestra falta de fe en Dios (Abraham nunca se preocupo por la suerte de su hijo cuando Dios le ordeno sacrificarlo); o porque es una desobediencia manifiesta (Abraham no se negó a cumplir la orden del creador)

Sin embargo la preocupación inherente a los seres humanos y verse atrapados en ella hace parte de la debilidad y la imperfección que nos caracteriza.

Una buena dosis de confianza en DIOS y en nosotros mismo (así, en ese orden: Dios primero, nosotros después). Además es bueno señalar que gran parte de las buena ocasiones que hemos emprendido partieron de alguna inconformidad real o una preocupación legítima: por eso nos motivamos, fuimos creativos y dueños de sorprendentes iniciativas. Por las preocupaciones bien dirigidas analizamos sosegadamente los hechos, y dirigimos nuestros pensamientos hacia lo verdaderamente importante.

Cuando tenemos preocupaciones constructivas orientamos las energías de nuestro ser hacia la prevención y solución de problemas.

Por: Alejandro Rutto Martínez

Fuente: Artículo

De dónde sacar energías para seguir

En este relato nos enseñan muy bien a tomar un sentimiento de inferioridad y convertirlo en una virtud y fortaleza. Espero que lo disfruten como yo:

De: Alejandro Capdevila
Puede llegar el momento en que elijas sentarte en un tronco seco junto al camino. No es fácil andar sin tomar un respiro. Te tomas tu tiempo con vistas a preparar nuevas fuerzas para la marcha. Sin embargo, a veces llega el momento de retornar a la faena y no ves suficiente motivación para hacerlo.

Si eres alguien con sueños en esta vida, cosas por las cuales luchar, es lo peor que pudiera pasar. Porque necesitas superarte, prepararte, contar con nuevos recursos. Más de un proyecto de envergadura te espera, estás consciente de que no pueden esperar más por ti que lo que tú has esperado por ellos.

Mas ahí estás, agobiado, cansado, sin poderte responder la pregunta del porqué poner tus manos sobre las piernas y reincorporarte. Todos tenemos un momento así. La mayoría de los sueños no se frustran porque fallen los planes, sino porque falla el entusiasmo de luchar por ellos hasta el final.

Por ahí ya veo llegar tus sentimientos de inferioridad. Vienen junto a las ideas de que tal vez no sea posible lo que te planteaste en un principio. Esa sonrisa y esa fe que tenías en esos días se vuelven borrosas. Sabes bien que otros lo han logrado pero ahora comienzas a sentirte como si fueras menos que ellos. Y repasas mentalmente tus deficiencias buscando una explicación o más bien un pretexto para no continuar luchando.

Pero oye bien esto: NO-PUE-DES-PER-MI-TÍR-TE-LO. Hay que seguir ya mismo. Y la manera en que lo vas a hacer, el recurso que vas a utilizar son tus propios sentimientos de inferioridad. Pues ellos no son tus enemigos necesariamente.

Pero ¡vamos! Los sentimientos de inferioridad son la maldición de mucha gente, dirás. Cómo vamos a venir ahora con eso de que son los que me van a sacar de este hoyo. Pues como te cuento. El peor consejo del mundo (o uno de ellos) es ponerle la mano en el hombro a alguien y decirle: “no pienses en tus problemas”.

Los sentimientos de inferioridad pueden llegar a ser tormentosos, es verdad. Hay estudios demostrando que consumen una gran parte de la energía mental de quienes los padecen. Pero también es verdad que hay evidencias a favor de considerar que el problema no es propiamente el sentimiento de inferioridad. Es el para qué la persona lo utiliza. O para decirlo con exactitud, es el contra qué la persona lo utiliza. ¿Lo utilizas contra ti mismo?

Leonardo da Vinci, uno de los más grandes genios de todos los tiempos; creía que la mayoría de sus obras no tenían suficiente calidad. Dejó más de un cuadro sin acabar y muchos dibujos no llegaron hasta nuestros días. Cada nuevo proyecto que emprendía era también un obsesivo intento de luchar contra ese gran sentimiento de insatisfacción.

Su creencia de no tener ni mucho menos un resultado valioso lo convertía en un buscador incansable de la perfección. En esa visión tan crítica sobre su obra, tuvo uno de sus más importante secretos para su energía. Y con ella logró junto con su exquisita cultura, la parte más brillante de su extraordinario arte.

Siendo así tienes una decisión que tomar. O utilizas tus fracasos y tus inseguridades solo para desalentarte. O utilizas tus inconformidades como la razón más poderosa para hacerte mejor. Ellas son como el propergol que impulsa a un trasbordador espacial. Pueden llevar lenta pero poderosamente una carga pesada de sueños, directo al cielo.

Fuente: Artículos

Como conseguir el éxito

 

“COMO TENER ÉXITO”

 

El recurso personal más poderoso al que puedas acceder es el que se encuentra en el interior de ti mismo.Aunque para tener la oportunidad de hacer uso de el, primero se debe estar convencido del potencial que radica en cada uno de nosotros y que el único que puede sacarle provecho es uno mismo. En otras palabras, solamente tú puedes lograr lo que tú eres capaz de lograr.Debes darte cuenta de que tú eres la verdadera fuente de tu poder personal para lograr lo que desees en tu vida.También debes estar plenamente conciente de que tú eres el único dueño absoluto de tu propia vida y que por lo tanto nadie más puede decirte lo que tú y solo tu puedes hacer o dejar de hacer.Además es indispensable el que creas realmente en ti y en que puedes lograr lo que te propongas; recuerda que deberás “Creerlo para poder verlo”No tienes idea de hasta donde puedes llegar si te das la oportunidad de confiar en ti.Para que estés en condiciones de poder lograr tus sueños deberás primero definirlos perfecta y específicamente; lo siguiente que tienes que hacer es establecer compromiso con uno mismo tomando base los siguientes pasos:  

Primer paso:Reconocer en donde te encuentras en este momento.Debes ser honesto contigo mismo y hacer un análisis de cual es realmente tu situación actual y tener un verdadero deseo de armonizar o mejorar tu calidad de vida redireccionandola con base en tu propia visión.

 Segundo paso:Trazar una meta personal, es decir; saber hasta donde quieres llegar.Tus metas propias deben estar perfectamente definidas y divididas por objetivos intermedios que puedan ser revisados cada determinado tiempo y ajustados con base en la dirección de tu propio objetivo principal.  

Tercer paso:Determinar lo que necesitas hacer para llegar ahí.La planeacion es la base del éxito; es indispensable que tengas un plan de acción que te muestre la ruta que deberás seguir para obtener los resultados deseados.El principal objetivo de la planeacion es mantenerte avanzando hacia la dirección correcta todo el tiempo. Recordemos que “Nunca hay vientos favorables para el que no sabe a donde va”, además tu plan de acción te ayudara a conservar el entusiasmo al poder revisar cualquier logro o avance independientemente del tamaño que sea, lo mas importante será mantener siempre el enfoque hacia los resultados esperados.

 Cuarto paso:Ejecutar las acciones necesarias para lograr lo que te hayas propuesto.Sin acción no hay transformación, pero debes hacerlo ahora, ya que la única oportunidad que tienes para lograr tus propósitos es actuar en el presente, quítale el freno a tu vida, para esto es necesario pasar de la intención a la acción haciendo a un lado todos los obstáculos que tu mismo te has puesto en el camino. Es difícil creer que nuestras propios pensamientos y creencias son las únicas que nos detienen pero esto es la regla general de todas las personas y una cosa es segura, si tu propia mente te ha cerrado con candados los caminos, ella es la única que tiene el poder suficiente para poderlos abrir.Para vencer los obstáculos que se te puedan presentar lo único que necesitas es tener la suficiente decisión, utilizar una buena dosis de energía y mantener una disciplina que te permita ser constante en todas tus acciones que emprendas.   

Quinto paso:La importancia de tener una clara visión del éxito que se pretende lograr.Por ultimo y lo mas difícil para la mayoría de las personas es tener la confianza de que sin lugar a dudas lograremos lo que nos propongamos, la imagen que debes gravar en tu mente debe ser de ti mismo logando cada uno de tus objetivos; tienes que verte en el futuro como quieres que este sea para ti, es decir, alcanzando todos y cada uno de tus deseos.Debes recordar siempre que nada tiene tanto éxito como la imagen del éxito.Para que las fuerzas del Universo actúen a nuestro favor es necesario tener fe de que así será sin lugar a dudas. En resumen nunca es tarde para retomar control de nuestra propia vida y TU eres el único responsable de tu propia felicidad y debes aprovechar tu capacidad por medio del compromiso personal mencionado anteriormente que te lleve a lograr encontrar la llave para tener una vida llena de satisfacciones y de felicidad.« Decídete ya a resumir tu vida de 40 años de trabajo a solamente 2.

De: Victor Gabriel García
Fuente: Artículoz

 

El Poder Que Le Damos A Nuestros Pensamientos Y Su Influencia En Nuestro Cuerpo

De: Heiddy Sulbarán

Es importante hacerse consciente de lo que estamos pensando e inmediatamente observar como afecta a nuestro cuerpo. Te sugiero prestar mayor atención a tus pensamientos ¿cuál es el pensamiento que tienes al levantarte? Porque así ya estarás programando tu cuerpo y estado de ánimo para el resto del día.

Ciertamente nuestra vida diaria está llena de pequeños acontecimientos que muchas veces podemos llegar a convertir en episodios traumáticos si no tenemos el control de nuestros pensamientos y una forma de lograrlo es darnos cuenta qué es lo que estamos pensando, si es positivo o no y si es útil gastar nuestra energía en ese pensamiento. Nuestro mayor indicador será el estado emocional que genera ese pensamiento.

Nuestra mente es poderosa y hace fielmente lo que le indicamos. Es obediente, ágil, rápida y tiene una excelente memoria, es tan así que puede llegar a producir efectos en el organismo con sólo imaginar o pensar en algo que puedas hacer. Te pido que imagines por un momento que vas a la cocina de tu casa, abres la puerta de la nevera o heladera y sacas un limón, cortas el limón y lo llevas a tu boca para dejar caer unas gotitas en tu lengua ¿qué pasó? ¿Inmediatamente sentiste que salivaste? Te diste cuenta que con hacer este pequeño ejercicio ya tu organismo experimentó sensaciones. Y lo más interesante es ¿dónde está el limón? Tu lo imaginaste! Esto es una prueba de lo que podemos experimentar a diario en nuestro organismo cuando constantemente creamos y recreamos situaciones en nuestra mente.

Está comprobado científicamente que la alegría y la felicidad, así como la risa ocasionan impulsos eléctricos en el cerebro que liberan hormonas que fortalecen nuestro sistema inmunológico. Del mismo modo la ira, el resentimiento y el odio provocan la liberación de hormonas que agotan el sistema inmunológico natural. Es momento que empieces a tomar conciencia de cuáles son tus pensamientos y la manera de cómo influyen en tu cuerpo. Te invito a reflexionar en lo siguiente ¿Quién dirige tus pensamientos? ¿Tú o tus vivencias?

Un pensamiento genera una emoción y de inmediato va a producir en ti un comportamiento. Tú eliges tus pensamientos. Analiza si te están ayudando en tu vida para sentirte bien. Recuerda que pensamientos de rabia, rencor y miedo van a afectar tu organismo desgastándolo y produciendo enfermedades. Pensar lo mejor en cada situación te va a ahorrar mucho desgaste emocional. Si logras controlar tus pensamientos negativos, tus comportamientos cambiarán.

Tenemos una mente extraordinaria con una habilidad increíble para aprender. Piensa cuantas cosas has logrado gracias a los pensamientos positivos que has tenido. Tú decides si cada día estará lleno de buenos pensamientos y buenas sensaciones, tu cuerpo te lo agradecerá, le darás bienestar y te sentirás más saludable. Más allá de las circunstancias ten presente que el poder siempre está dentro de ti.

“Nuestro cuerpo es nuestro jardín, y nuestra voluntad es el jardinero”

Willian Shakesperare
Fuente: Artículoz

Como Enfrentar Una Situacion

De: Carlos
“Una gota de miel caza mas moscas que un galón de hiel” A. Lincoln
Las discusiones son manifestaciones que surgen en cualquier momento que surge un desacuerdo y cuando esto sucede debemos estar atentos, preparados para afrontarla a fin de evitar consecuencias mayores que nos afecten “psíquica y aun hasta físicamente”.
No podemos dejar que las emociones, los impulsos se manifiesten libremente y den paso a discusiones que desequilibran nuestro comportamiento, amenazan nuestra personalidad, atentan contra nuestra conducta. Debemos saberla afrontar con equilibrio, sapiencia, un dominio de la situación y evitar consecuencia mayores.
Daniel Carnegie nos afronta este tema, aportándonos algunas sugerencias que consideramos importante recordársela a los interesados en este tema, por lo que representa su aportación y nos permite entender el alcance y como manejar el hecho.
Nos narra una experiencia propia de cómo se adelanto a una discusión y así pudo evitarla de la manera mas confortable para las dos partes. Y aprendió esta manera de evitar las discusiones.
Indica, si discute usted y pelea y contradice, puede lograr a veces un triunfo, pero será un triunfo vació, porque jamás obtendrá la buena voluntad del contrincante, piense en esto pues “¿Qué prefiere usted? Tener una victoria académica, teatral o la buena voluntad de un hombre. Muy pocas veces obtendrá las dos cosas.
Para impedir que un desacuerdo se convierta en una discusión
• Acepte el desacuerdo
• Desconfié de su primera impresión instintiva
• Controle su carácter
• Primero escuche
• Busque las áreas de acuerdo
• Sea honesto
Tenga presente las siguientes sugerencias y los resultados le serán favorables:
• La única forma de ganar una discusión es evitándola. Discutir es un medio seguro de conquistar enemigos y no evitarlos.
• No contradiga a las personas aun sabiendo que esta mal el acto ya que esta persona perderá el orgullo.
• Si usted va a demostrar algo que no lo sepa nadie, hágalo con tal destreza que nadie piense que lo esta haciendo.
• Si están trabajando dos personas y usted observa que su compañero tubo un error, usted diga (creo que me equivoque. Revisémoslo otra vez” de esta manera lograra hacer ver a su compañero el error de manera pacifica y sin discutir)
En otras palabras no hay que discutir con el cliente, cónyuge o con el adversario. No le diga que se equivoco, no lo haga enojar; utilice un poco de tacto, de diplomacia.
• Demuestre respeto por las opiniones ajenas. Jamás diga a una persona que esta equivocada.
• Si se equivoca usted admítalo
Si sabemos que de todas maneras será demostrado nuestro error ¿no es mucho mejor ganar la delantera y reconocerlo por nuestra cuenta? ¿No es mucho más fácil escuchar la crítica de nuestros propios labios que la censura de labios ajenos?
• Cuando tenemos razón tratemos de atraer nuevamente y con tacto a los demás con nuestras maneras de pensar y cuando nos equivocamos admitámoslo rápidamente y con entusiasmo el error. Esa tendencia no solo producirá resultados asombrosos. Por lo tanto si usted se equivoca admítalo rápido y enfáticamente. Una gota de miel (empiece en forma amigable)
No olvide, tomar en cuenta, que en ciertos conflictos laborales conyugales etc., si se manifiesta una discusión, lo mas correcto y aconsejable es tomar la iniciativa uno mismo y comenzar con gestos amigables para que así se calme el conflicto de la manera adecuada.
Carnegie, nos da un ejemplo como el de John D. Rockfeller quien tubo que enfrentarse a huelguistas de una fábrica de su propiedad pero Rockefeller no comenzó de la manera agresiva por el contrario empezó a hablarles como a amigos y termino como amigos.
Definitivamente, si esta decidido en influenciar en los demás para beneficios de todos no olvidar lo que se nos indica:
• No criticar ni condenar ni quejarse
• Demostrar el aprecio honrado y sincero
• Despertar en los demás un deseo vehemente
• Interesarse sinceramente por los demás
• Sonreír
• Recordar que para toda persona, su nombre es el sonido más dulce e importante en cualquier idioma
• Ser un buen oyente. Animar a los demás a que hablen de sí mismos
• Haga que la otra persona se sienta importante y hágalo sinceramente
*Referencias:
Paginas web de Internet
Apuntes y notas de la cátedra de Comportamiento organizacional, postgrado de Calidad y Productividad, Faces UC, Carlos Mora 2003

Fuente: Artículoz